skines.net logo
inicio docencia publicaciones galeria productos blog curriculum
spacer
fitski
spacer
El PARALELO de BASE

 

 

El paralelo de base, es la forma básica en la que empezaremos a utilizar todos los aspectos clave que integran la técnica del esquí, manteniendo los esquís constantemente  en paralelo.





Desde el paralelo de base enlazamos trayectorias rectilíneas con trayectorias curvilíneas 





El paralelo de base es un standard técnico que debemos aprender, practicar y dominar.



Desde que nos iniciamos en este deporte y durante todos los niveles de desarrollo  lo utilizaremos  como una herramienta que nos permitirá deslizarnos sobre la nieve en paralelo, afinar nuestra técnica, realizar los reglajes oportunos con el material y facilitarnos la adaptación a las condiciones del entorno que están en constante variación.



Para su realización, hemos  de dominar la diagonal, el cambio de apoyos, la toma de cantos, la dirección de los esquís, la conducción y el control de la curva.



-1. La diagonal



-2. El cambio de apoyos.



-3. La toma de cantos (roll-over).



-4. La dirección de los esquís.



-5. La conducción.



-6. El control de la curva.



El uso coordinado de estos elementos, nos dará como resultado el paralelo de base.


Para la realización de una buena curva en paralelo, será determinante la correcta distribución de la carga sobre el esquí exterior e interior de forma gradual.





La aplicación de los elementos que componen la realización del paralelo de base, variara en función del nivel técnico del esquiador y efecto que se busque. A mayor nivel, las acciones se concentran en la entrada de la curva .En niveles avanzados y principiantes, las acciones se han de secuenciar armónicamente desde la diagonal de entrada hasta la diagonal de salida.



Imágenes cedidas por: “Escuela de Esquí Deportivo Vol1”)



http://www.libreriadesnivel.com/videos/escuela-de-esqui-deportivo/97810802052/



A continuación describen los puntos clave de los elementos que componen el paralelo de base:



-1. La diagonal





Desde la diagonal partiremos con una actitud centrada, con un equilibrio predominante sobre el esquí del valle. En la diagonal estaremos en disposición de realizar el cambio de apoyos gracias a la mayor flexión de la pierna del monte y la preparación del clavado de bastón.



-2. El cambio de apoyos.





La extensión de la pierna del monte desencadenara el cambio de apoyos.



El clavado de bastón, facilitara el adelantamiento de la cadera que posibilita la flexión de los tobillos, así como la posterior orientación al interior de la curva que facilita la toma de cantos.



La flexión  de tobillos, permite la transmisión precisa de nuestras acciones sobre el material y la nieve.



-3. La toma de cantos





Una vez que hemos cambiado el apoyo dominante, realizaremos la toma de cantos accionando las articulaciones de los tobillos, rodillas y cadera hacia el interior de la curva.



-4. La dirección de los esquís.





Después de realizar la toma de cantos, podremos establecer la dirección inicial de la curva.



Para dirigir los esquís realizaremos un pivotaje sobre el centro de los pies, activado por el movimiento de nuestras piernas que se moverán independientemente del tronco que se mantendrá ligeramente orientado hacia el valle.



-5. La conducción.





Una vez que tenemos la toma de cantos y la dirección de los esquís, podremos conducir la curva proyectando las cargas sobre los cantos en la dirección de desplazamiento.



-6. El control de la curva.





Habremos  realizado el control de la curva cuando nuestra trayectoria sea perpendicular a la línea de la máxima pendiente (LMP) y estemos centrados sobre el esquí exterior.



El control de la curva nos dará el dominio de nuestras acciones y podremos regular con libertad tanto la velocidad como la dirección de nuestro esquí.





Love & Respect

Nes





www.skines.es

 

 

 

norronanorronahydra